“Aprender a leer el entorno” Amaranta Caballero

Amaranta Caballero Prado (Guanajuato, 1973). Estudió Diseño Gráfico y la maestría en Estudios Socioculturales.

Publicaciones: Amarantismos (Ediciones de La Esquina, 2014), Libro del Aire (Segunda edición, Casa Impronta, 2014), Vanitas (Editorial La Rana, 2013), Escombros (Proyecto Líquido Miedo, Editorial Turner, 2013), Libro del Aire (Ediciones de La Esquina, 2011), Okupas (Letras de Pasto Verde, 2009), Gatitos de Migajón (IMO, Oaxaca, 2009), Todas estas puertas (Tierra Adentro, Conaculta 2008), Entre las líneas de las manos (en el libro Tres tristes tigras, CONACULTA, 2005) y Bravísimas Bravérrimas. Aforismos (Ediciones de La Esquina, 2005). Inscrita en varias antologías y revistas nacionales e internacionales. Participaciones: Laboratorio Fronterizo de Escritores/Writing Lab on the Border (2006), Festival de Poesía Latinoamericana LATINALE Berlín 2007, Festival “Los Límites del Lenguaje” Moscú 2012. Actualmente realiza el proyecto interdisciplinario “Mil pájaros mil. Tesis autodoctoral”, donde convive entre la música, la gráfica y la literatura. Vive en Tijuana. Ama la música y ama dibujar.

 

¿Dónde ha sido el último lugar en el que has encontrado poesía?

No sé si el término “encontrar” sea el preciso. Pienso que la poesía es y está de diversas formas, todo el tiempo. Un poco como el oxígeno: alrededor, circundante. Siempre latente. La poesía es y está y se deja ver. Se traduce. Percibo la poesía ahora mismo en forma de ramas y pequeñas hojas verdes, en sonidos de cantos de pájaros  mezclados con voces de niñas y niños, en el sonido del viento, en ventana con visillos y balcón abierto. Entra la poesía como entra el aire. Percibo la poesía en la presión de la tinta y la tipografía sobre el papel de un libro viejo, o en el olor del interior de un libro nuevo. No hay un último lugar porque la poesía está en el presente.

Clínicas de Imaginación Poética 2016

¿Cómo aparece Tijuana en tu poesía?

Tijuana aparece cada vez que percibo la electricidad de un lugar. Las ciudades son espacios conformados de múltiples y diversas mezclas de personas, sonidos, objetos, paisajes, animales. Cada ciudad la percibo y registro de acuerdo a su intensidad. Tijuana suele ser un relámpago, un puente, un cruce. Tijuana suele ser un ruido extraño a veces caótico, a veces melódico. Tijuana es el rumor del mar y también la estridencia de su oleaje. Tijuana casi nunca es silencio. En mi poesía esa ciudad aparece en paisajes de intensidades distintas.

En la expulsión del poema ¿Qué tanto interviene la edición?

La edición es parte del proceso creativo. Más que “expulsión” yo pienso en: construcción. La edición implica limpiar, despejar, sobreponer, tachar, borrar, reescribir. La edición también ayuda a repensar el poema, analizarlo quirúrgicamente. Ergo, la edición “opera” cada escrito. Sin embargo, a veces la misma edición se retrae porque ayuda a ver la belleza del error o la tachadura como parte infalible de un texto. La edición también es herramienta.

ENCLAVE 2016 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería

¿Cómo hablarías de aquello que te hace querer publicar o compartir lo que escribes? (llámese necesidad, dinero, pulsión) ¿Cómo hablarías de aquello que te hace no querer publicar o compartir lo que escribes?

Publicar lo que escribo o lo que dibujo es parte del proceso de construcción, la parte final donde se libera el texto para que vuele solo. Una vez realizado es necesario soltarlo para que pueda formar parte de otros campos semánticos, otras lecturas. Un texto publicado adquiere responsabilidades que de otra manera no se dan. Cuando no quiero publicar algo es porque no está listo para que adquiera esas responsabilidades.

¿Por qué es válido que el poeta escriba de sí mismo?

Escribir de sí misma a partir del entorno. Escribir de sí misma a partir del cuerpo (el cuerpo como medio, como herramienta, como contenedor, como libro). Escribir de sí misma a partir de los diversos lazos reflexivos, afectivos o circundantes es escribir de lo demás, de “lo de afuera”. Prefiero las poéticas que hablan de todo lo ajeno para poder hablar de sí mismas. Siempre es válido escribir de sí, lo importante es cómo.

 Me gustaría recibir algún consejo o dos de tu parte. De Amaranta Caballero Prado para un Meleto.

Te daré los consejos que he recibido yo y que siempre tengo presente:

  • Prepararse, construirse, cultivarse cada día lo mejor posible para en el momento preciso: pronunciarse.
  • Los elogios son cantos de sirenas, tener con ellos mucho cuidado.
  • Trabajar con intensidad y pasión hasta las últimas consecuencias.
  • Aprender a escuchar y hacer caso a la intuición.
  • Leer no sólo textos escritos, aprender a leer el entorno.

 

Entrevista realizada por Tania Langarica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s