“Sonido y silencio son la materia prima de este trabajo”, una charla con Roberto Romero Molina y Paty Blake.

Paty, en tu blog mencionas que eres comunicóloga y psicoterapeuta Gestalt. ¿Cómo han nutrido estas profesiones a tu escritura?

P.B.: Lo que he estudiado forma parte del caleidoscopio desde el cual veo/construyo el mundo. Sin embargo, son formas de ver que se suman a vivencias, conceptos, lecturas, conversaciones. Todo le da una tinta a lo que vivo/escribo/experimento.

Dentro de este caleidoscopio, identifico que el trabajo terapéutico me ha llevado a reconocer correspondencias muy tangibles de la palabra en el mundo. El espacio de terapia es una especie de laboratorio donde suceden maravillas; un laboratorio muy similar a la escritura, en el que podemos reconocer la vida, su lógica y sus formas de funcionar.

Sin embargo, de igual forma veo presente en mi escritura la influencia, por ejemplo, de un tiempo en el que exploré la fotografía y de pronto me topo en mis textos con imágenes que voy describiendo, que surgen en mí primero como composiciones visuales armadas. De alguna forma los propios intereses se reflejan en ese pedazo de universo que es el texto.

Roberto, ¿Cuál ha sido tu relación con la palabra a lo largo de tu vida?

R.R.: Aparte de la comunicación cotidiana y funcional, la palabra me ha servido como vehículo para accesar a un océano vasto de datos, experiencias y formas que a su vez me han mostrado modelos y sistemas creativos y poéticos e inspirados a explorar los propios.

En diferentes momentos mi obra como artista visual ha estado también vinculada a la palabra. Algunas de mis piezas las realizo ya sea a partir de frases o utilizando letras o palabras en su desarrollo y en su composición final. Es un elemento siempre presente en lo que hago, sea o no sea evidente. Hay algunos casos de piezas en las que es muy evidente, como por ejemplo una instalación que es un hábitat para migrantes de 3.60 m. de altura en forma de letra A (casA, 2008) o cajas de luz en las que utilizo frases. Incluso desde mi etapa de pintura abstracta ya había presencia de textos que a veces se podían entrever.

¿Por qué hasta ahora han decidido colaborar? ¿Cuáles han sido los retos?

R.R.: Tenemos más de ocho años colaborando en diversos proyectos y como Oficina de Asuntos Necesarios. Esta faceta poética/sonora no la habíamos presentado públicamente, quizás porque no habíamos encontrado el contexto adecuado, pero ciertamente en gran medida se materializa ahora gracias a encontrar territorios afines con el trabajo de Rocío y Abraham y, claro, Enclave.

P.B.: En mi caso, con la colaboración ha sido reconocer la escritura a partir de otros puntos de vista. La escritura que se sale del texto para integrar otros elementos. Al colaborar se amplían los elementos, se enriquecen.

¿Qué tipos de espacios pueden albergar su trabajo? ¿El performance es parte inherente de su creación?

R.R.: Todos tipos de espacios, de hecho las intervenciones sonoras de sitio específico que hemos hecho tratan precisamente de establecer un diálogo con las diversas características de X o Y espacio. Por lo regular inicia con una investigación sobre la historia del espacio, con las funciones, lo que ahí ha sucedido, las características físicas, haciendo grabaciones a diferentes horas y bajo diferentes circunstancias para después explorar las posibilidades plásticas de esos sonidos en directo. Claro que también se presenta uno en una especie de performance sónico en donde trabajo con mis archivos de diversas grabaciones de campo que he hecho de espacios, máquinas, aparatos, ambientes, y estos se han presentado predominantemente en galerías de arte, museos, y otros espacios de música experimental.

 

P.B. Dado que en este trabajo la escucha es una parte muy importante, las mejores condiciones son en espacios cerrados en los que se puede apreciar la textura del sonido. Nos interesa privilegiar ese diálogo que hay entre el sonido, el silencio (y los matices y texturas entre ellos) con la voz y la palabra. Nos interesa crear un espacio que al mismo tiempo sea un paréntesis de escucha en medio de este mundo en el que constantemente estamos expuestos a tantos estímulos.

¿Cómo influyó y sigue influyendo Tijuana en su trabajo?

R.R. Es algo extraño para mi preguntarme eso, es como si me preguntará a mí mismo como ha influido en mi trabajo tener pulmones o poder caminar erguido, quiero entender que ha sido algo muy fuerte pero a la vez no ha sido por las características superficiales en mi trabajo sino por las más profundas. Quizás en este momento lo pudiera asociar con la capacidad de la reinvención, la improvisación, lo efímero, la entropía, la latente posibilidad de derrumbar todo y generar nuevos cimientos para algo nuevo y la constante búsqueda y descubrimiento de la identidad propia que poseen algunas versiones de Tijuana que conozco.

P.B. Coincido con ello. Este entorno es parte de mí y me define en cierta forma. Es parte del caleidoscopio del que hablaba anteriormente.

En este trabajo abordamos el tema del azar, por ejemplo. Tijuana tiene mucho de azar en su día a día y en su historia, de tránsito, mutación, migración. Tal vez está más presente en nuestro trabajo que lo que podemos percibir.

¿Creen que la situación actual de México afecte de forma positiva-negativa al arte?

P.B.: En momentos difíciles la creatividad florece. Es la creatividad que potencialmente siempre está presente, pero que a veces requiere de detonadores.  El arte se enriquece con todo lo que sucede en el contexto en el que es creado.

R.R.: La complacencia estanca y la resistencia fortalece. Estoy seguro que los retos que presentan las situaciones locales, nacionales e internacionales solo servirán para alimentar la creatividad y descubrir nuevas formas. Si no fuera por las limitaciones que tiene el lenguaje cotidiano para manifestar todo aquello que es la experiencia de vida no contaríamos con la poesía, los aforismos o las metáforas. Es algo verdaderamente increíble vivir este momento.

¿Existe el compromiso entre arte y sociedad en su trabajo?, ¿Cómo la desarrollan?

R.R. Antes de comprometerse con la sociedad tenemos que comprometernos con nosotros mismos y el trabajo que hacemos. Desde mi óptica, solo desde ahí se puede concebir una política. Cómo nos conducimos, nuestras acciones, nuestras propuestas, nuestras contribuciones son meros pixeles de una imagen que nombramos con conceptos como “sociedad”, “México”, “América”, “ser humano” etcétera. Sin embargo, cada pixel es importante y tenerlo presente en el trabajo contribuye a la calidad del mismo. Diferentes proyectos y obras tienen diferentes niveles de claridad en cuanto a su injerencia con sus públicos. Algunos proyectos como “Casa de Cambio” (2010-presente) abordan directamente un intercambio físico con un público participante, pero otros no son tan claros. Es como si por ejemplo, me preguntara esto mismo sobre las Gnossienes de Satie, es decir no lo abordan directamente, pero podría proponer que nos inspiran, generan para mi una atmósfera fértil para la reflexión, para indagar, para descubrir. Pudiera sugerirme una serie de preguntas sobre algunos misterios de la vida, preguntas quizás de carácter filosófico o existencial. Por analogía quizás llevaría esto a hacer preguntas sobre mi hogar, mi comunidad, mi ciudad y cómo participo en ella. El verme en estas situaciones bien pudiera ser la antesala a una autoevaluación y un sendero de auto observación y una participación social más activa. Quizás hasta me atreva a pensar que un pixel pueda efectuar un cambio fuera de su escala. Para mi ahí estriba precisamente el poder del Arte.

P.B. Mi trabajo en la promoción de lectura y con promotores de lectura ha redefinido para mí el impacto social de lo que escribo. Ahí puedo ver de forma muy tangible cómo el arte transforma personas y sociedades y eso le ha dado una dimensión diferente a mi trabajo poético. Ahora lo concibo, a la par de mi proceso personal, como un eslabón más en una cadena de transformación social; un eslabón poderoso y que al mismo tiempo puede ser muy cálido, tocar vidas, cimbrarlas, transformarlas.

¿En sus colaboraciones, la palabra se adapta al sonido o el sonido a la palabra?, ¿Cómo es el proceso de creación?

P.B.: Es una creación en conjunto. Creamos no a partir de sonido o de palabra, sino tomando ambos como herramientas a nuestro alcance. Implica los retos de la creación colectiva y también en mi caso de “salirme” de mi disciplina de origen que es la palabra principalmente escrita (como poeta y también como reportera). En este caso, aprendo mucho de Roberto para quien es muy natural el trabajo interdisciplinario. En mi caso, es un camino que recorro paso a paso, aprendiendo del proceso y descubriendo rutas que me llevan a diferentes comprensiones de la creación artística.

 

R.R.: Mi formación es como pintor y mis aproximaciones al sonido a la música son desde la exploración plástica de lo sonoro. Igual como con el color, mis exploraciones tienden a llevarme por ver o en este caso oir las posibilidades a través de diversas técnicas. Lo primero que hicimos fue intervenir la voz, convertir los sonidos que produce la voz al pronunciar las palabras. De esos experimentos vinieron incluyéndose grabaciones de campo que esculpo en el momento y yuxtaponiendo estos con elementos que iniciaron como voz.

¿Cuál es su opinión sobre la poesía que se escribe actualmente en México?

P.B. Creo que estamos en un momento muy interesante en el que parece que ya todo se ha dicho y que ya se ha hecho de todas las formas posibles. Sin embargo, siguen existiendo esos momentos en los que al tomar un texto o poema puedo reconocer eso que está presente y que va más allá de la forma.

Hay vitalidad y exploración en la escritura de muchos autores, más allá de los géneros literarios o de las disciplinas. Me gusta pensar en lo poético más allá de los géneros literarios: como escritura, en las fronteras de lo que llamamos disciplinas artísticas, en la vida misma.

Me encanta también tener la posibilidad de leer el día a día de muchos de ellos a través de sus redes sociales o de poder leer textos que probablemente no publicarán formalmente en un libro (o sí). Como promotora de lectura veo que hay muchos autores en México que logran conectar de formas hermosas con sus lectores, veo a escritores en contacto directo con los lectores, participando en actividades comunitarias, conscientes y participativas con su entorno. Todo esto enriquece tanto nuestra sociedad como a la escritura misma.

¿Desde qué perspectiva abordan su trabajo, la musical o la verbal?, ¿ambas?

R.R.: Desde la plasticidad sónica.

P.B. Es una combinación de ambas. Lo verbal es al mismo tiempo musical, sónico. El sonido y silencio son la materia prima de este trabajo.

 

¿Cuáles son sus referencias directas en esta colaboración? ¿En qué trabajos de otros artistas se han basado?

R.R.: Un sin fin de maestros que han tejido el gran telar al que esperamos contribuir algún hilo o fibra como lo son Russolo, Varese, Cage, Ligetti, Lucier, Stockhausen, Schaeffer, Riley, Reich, etcétera…. Klee, Burroughs, Artaud, Kurt Schwitters.

¿Piensan volver a colaborar juntos?

– Sí. Definitivamente.

¿Por qué se fundó Oficina de Asuntos Necesarios? ¿Qué tipo de arte se promueve ahí?

R.R.: OAN (Oficina de Asuntos Necesarios) se fundó como un vehículo colaborativo para explorar otras posibilidades que estaban quedando fuera de lo que estábamos explorando y proponiendo con nuestro trabajo individual. De hecho OAN la fundamos Paty y yo en 2008 y tenemos varios proyectos, la mayoría no publicados pero indudablemente los compartiremos algún día. Una faceta de OAN ha sido la de generar un espacio nomádico, una especie de pop-up gallery, para la manifestación y presentación de obras y artistas que trabajan en lo que consideramos regiones muy interesantes que son las fronteras disciplinarias.

Oficina de Asuntos Necesarios 

 

Entrevista realizada por alumnos de la Universidad del Claustro de Sor Juana. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s